lunes, 17 de abril de 2017

Tratado IIV Lazarillo de Tormes

Mi nuevo amo es uno de los mejores que he tenido en muchos aspectos, en algunos otros no tanto. Mi nuevo amo se llama Roberto de Alcántara, vive en Galicia, bueno, mejor dicho vivimos ya que me propuso instalarme en su casa, cosa que acepté sin tomar mucha meditación, no pasa demasiado tiempo en casa ya que es un soldado, es cabo I, pero en la base lo tienen de armero, montando y desmontando armas, puliendo y afilando armas cuerpo a cuerpo, en fin, ese tipo de cosas.

Don Roberto, que es como le gusta que le llame, es muy estricto pero a la vez muy generoso y amable. Cuando él se va me deja recados como comprar cosas necesarias o tareas domésticas. Si cuando llega todo lo que me pidió lo he hecho bien me felicita por mi trabajo y me lo agradece, cosa que me parece muy gratificante.
- Hombre, Lazarillo, ¿cómo pasaste el día?.- Pregunto Don Roberto.
- Muy bien, Don Roberto, he acabado todas las tareas que me encomendaste y he tenido tiempo para dar una vuelta a la calle para que me diera el aire.- Respondió Lazarillo.
- Ja ja ja, me parece fantástico y veo que lo has hecho todo impecable como de costumbre. Gracias de corazón.- Respondió Don Roberto con cara de felicidad.
- No es molestia, Don Roberto, es lo menos que puedo haces después de darme cobijo.- Respondió Lazarillo.

Después de la conversación de anoche, nos fuimos a la cama temprano ya que Don Roberto tenía que madrugar para trabajar. Últimamente he estado pensando en irme de esta casa, no porque no esté a gusto sino para darle privacidad a mi amo, ya que últimamente ha estado trayendo a casa a una bella dama que no creo que tarde en instalarse. A la mañana siguiente ya tenía todo preparado para marcharme pero antes de salir por la puerta llegó Don Roberto, al parecer del médico, le había diagnosticado una enfermedad que solo se puede tratar y curar abonando una cantidad de 1000 blancas y hasta que no se curase no podía volver a trabajar, así que decidí para devolverle el favor ponerme a trabajar en una taberna como camarero, no era el mejor trabajo del mundo pero tenía que devolverle el favor a Don Roberto de cualquier forma.

Pasó ya una semana y solo me faltaban 200 blancas para que Don Roberto pudiera curarse y volver al trabajo, pero ese día apareció la bella dama de nombre Elisa, que al parecer estaba informada de este problema. No dudo en ayudarme y gracias a su aportación pudimos pagarle a Don Roberto su  tratamiento. Él al principio se negaba a aceptar el dinero pero al fin cedió y lo aceptó. Yo ya satisfecho cogí mis cosas y salí por la puerta cuando Don Roberto me quitó las maletas para ponerlas en el suelo y darme un abrazo de despedida.
- Lazarillo, se cómo eres realmente y te irá bien.- Le dijo Don Roberto emocionado a Lazarillo.
- Vale, señor, nunca olvidaré todo lo que hizo por mi durante todo este tiempo.- Respondió Lazarillo.
- Y recuerda que si te va mal, aquí siempre tendrás un hogar.- Le dijo Don Roberto a Lazarillo.

Después de ese abrazo volví a coger mis maletas y me dispuse a irme, antes de revolver la esquina volví la cabeza para mirar por última vez a los ojos a un hombre que me trató como si fuera su hijo.

miércoles, 8 de junio de 2016


                                                        CARPE DIEM 





La vida es una mierda
 todos lo sabemos, 
pero al fin de al cabo
 es un regalo,
 habrá que aprender a disfrutarlo 
quien no lo quiera pasar conmigo 
que se quede a un lado, 
porque este pequeño regalo
  pienso aprovecharlo.
                                                      

                                         HAIKUS


                     INVENTADOS POR MI:




   La noche vive,                          Detras tengo uno,                        Por primera vez

   el día se relaja                          retrasado mental es                      no me quedara ni una

   y yo descanso.                          ¿como se llama?                      en la ESO que bien.



   Los de delante                                                                               Llego a mi casa

   de azul y rojo van                                                                         con miedo por suspender

    y uno con gafas.                                                                           con el de mates.

jueves, 14 de enero de 2016

    Resultado de imagen de fotos historicas
Recreo sin fin.

Resultado de imagen de fotos historicas
Me he vuelto a dormir,¿Verdad?
Solo me han quedado 9.



Resultado de imagen de fotos historicas
Profesora, ponnos un cinco.

Tú, tira pa´ casa ya.


“Floles a un eulo”.

lunes, 11 de enero de 2016

Cuento inventado por mí

Historias para no dormir

!!!ADVERTENCIA!!!
No recomendada para personas con terrores nocturnos y traumas.

Como cuenta la leyenda al oeste de Alaska, en uno de los bosques este deshabitado y terrorífico ocurrió algo muy desagradable y que por no demasiada suerte nuestros amigos: Tom: deportista y le encantan las películas de terror; Elías :un fanático de la ciencia ficción y un poco "friki"; y William: le encantan los riesgos y nuevas experiencias y le gusta hacerse el valiente, tendrán que experimentar esta desagradable experiencia.images.jpg

Un martes como otro cualquiera, a nuestro compañero William sabiendo tanto que le encanta vivir nuevas experiencias, se le ocurrió la idea de ir el fin de semana de acampada en el bosque y pasar unos buenos días. A Tom le pareció buena idea, ya que no tenía nada que hacer el fin de semana pero en cambio, a Elías no le pareció tan buena idea pero consiguieron convencerle para que fuera..

Ya pasado el resto de la semana llegó el viernes, y nuestros amigos ya estaban preparados para irse de acampada el fin de semana. Ya de camino al bosque, el loco de la ciudad les entretuvo contándoles una vieja historia de terror que en ningún momento les echó para atrás para regresar a sus casas, por el momento.
Continuaron con el viaje hasta que se hizo de noche, así que decidieron acampar en una cueva cercana.. Elías a medianoche, le despertó un sonido escalofriante que no sabía explicar perfectamente, entonces empezó a recordar lo último que les dijo el loco de la ciudad:
- Y por ahora no me creeréis pero pasada la medianoche con vuestros propios ojos lo veréis.

Elías al instante, vio una extraña silueta acercándose a la entrada de la cueva, rápidamente despertó a Tom y a William. Todos se despertaron desorientados cogieron sus mochilas y empezaron  a correr sin saber exactamente qué o quién les perseguía. Ya por la mañana pensaron que todo habrá sido obra de su imaginación, pero solo un instante después de decir eso una tormenta llegó al bosque y de pronto le vieron el rostro a su acosador, era Jeff the Killer tal y como les había dicho el loco de la ciudad, William intentó enfrentarse a él, pero de pronto Jeff sacó un cuchillo y apuñaló repetidas veces a William, este cayó casi al instante al suelo sabiendo de que había llegado su hora debido a la gran cantidad de sangre que estaba perdiendo. Tom y Elías empezaron  correr de manera descontrolada pero Elías tropezó y cayó al suelo, doblándose así su tobillo derecho, Jeff apareció de entre las sombras y apuñaló consecutivamente el cuello de Elías al igual que a su amigo William. Pero 
Tom consiguió regresar a casa pero sabiendo que nunca estaría a salvo de Jeff y que no descansará hasta quitarle la vida igual que a sus amigos. Tom fue al día siguiente al bosque donde pasó el terrible suceso pero sin tener que mirar atrás sabía que Jeff estaba a punto de quitarle de en medio pero en vez de eso le golpeó la cabeza y lo dejó inconsciente. Cuando despertó vio escrito en una piedra con sangre:
-Volveré a por ti Tom, no lo dudes.
Entonces Tom decidió acabar con el sufrimiento que le esperaba, cogió una soga, la colgó en un árbol, se la amordazó al cuello y entonces Tom saltó y tras un horrible minuto allí colgado Tom acabó sin respiración y la leyenda de Jeff the Killer volvió a suceder y dentro de muchísimo tiempo volverá en el mismo lugar y el mismo día, un viernes 13.

☠FIN☠